Si quieres saber algo interesante sobre la instalación de toldos en Madrid centro, has de conocer algunos consejos para que el mantenimiento de una pérgola de madera sea efectivo.

En este post vamos a darte una serie de consejos ya que, como bien saben las empresas que se dedican a la instalación de toldos en Madrid centro, las maderas de exterior conllevan una serie de cuidados que van a depender del tipo de madera, la pintura y el barniz que tengan.

Lo primero que hay que hacer es limpiar bien la madera para retirar cualquier agente nocivo para la misma, como partículas de polvo o restos de suciedad. Podremos hacerlo con un trapo mojado o incluso con una manguera. Una vez que la madera esté seca del todo, deberemos utilizar una brocha para aplicar el producto más idóneo para la madera que tenga nuestra pérgola.

Es aconsejable utilizar tonos oscuros en la madera exterior, pues la exposición al sol será menos nociva con estos tonos y mantendrá más tiempo su brillo.

Lo habitual es realizar este proceso cada 2 o 3 años, pero dependerá de cómo vayamos viendo el estado de la madera, y es que algunas llevan mejor que otras las inclemencias meteorológicas.

Dependiendo también del tipo de madera que hayamos seleccionado para la pérgola, deberemos aplicar, en último lugar, un barniz o un aceite, que son ideales para tapar los poros de la madera. De esta forma, evitaremos que puedan introducirse insectos que la puedan dañar.

En Roama somos especialistas en la instalación de todo tipo de toldos y pérgolas. Llevamos más de medio siglo asesorando a nuestros clientes sobre estas y otras cuestiones relacionadas porque, para nosotros, la satisfacción de nuestros clientes es la prioridad. No dudes en llamarnos o venir a visitarnos, estaremos encantados de atenderte.